sábado, 7 de noviembre de 2009

la rosa sin petalos

la rosa sin petalos

Me llamo Enrico

tengo 59 años y soy escritor….cada historia relata la sucesión de momentos en los que he estado presente.

Mañana del 3 de marzo del 1800.

En esa época vivía las cosas con más intensidad. Cada mañana me levantaba con ganas de vivir una experiencia con gran sensibilidad. Me

Retire la corcha de mi cara y estuve un rato mirando el alfarje maravilloso de la pensión donde me alojaba. Me vestí y bajé al comedor a desayunar mientras me comía el último trozo de pan me fije en el blasón de colores chillones que colgaba de la pared color albar….

Deje la llave de la habitación y salí al exterior y estaba todo nevado era precioso…. Agarre mi cámara y saque una foto, proseguí mi camino sin dirección... Mientras andaba por la nieve el viento helado azotaba mi rostro con fuerza y con mucha dificulta intentaba visualizar el esplendido paisaje de mi alrededor

Mientras derrochaba energía intentando llegar al pueblo que se podía divisar a lo lejos pero con mucha dificultad, tropecé con una piedra de pequeñas dimensiones que fue lo bastante como para tirarme a la gélida nieve con la que mi faz estrelló a gran velocidad sin poder frenar, creí durante segundos que mi corazón se paró y intenté tranquilizarme pero no podía, necesitaba seguir porque aquí moriría de frío, pero si seguía mi corazón pararía, así que decidí esperar hasta que alguien pasara antes de mi muerte.

Pasaron 2 horas , y mi cuerpo no respondía lo único que funcionaba de era mi mente, poco después ni eso funcionaba me quedaba poco tiempo en el mundo……… después de 4 días logré despertar me encontraba en una cabaña de madera muy acogedora a la derecha estaba situada una chimenea donde cocía una sopa de verduras de la que se desprendía un olor muy rico, mientras observaba toda la cabaña oí el chirriar de la puerta tras ella se encontraba una muchacha tan bonita o mas que una rosa blanca…… cada minuto que contemplaba su mirada mas me enamoraba de ella, tenia una mirada añil que me llenaba a la locura tras unos minutos ella se acerco a mí y me acarició con sus manos de seda la cara y me preguntó si me encontraba bien yo no le respondí ya que me invadía su observación… ella alcanzó hacia mi el tazo repleto de sopa caliente y proseguidamente me lo bebí tras varios segundos me volví a dormir….

Al siguiente amanecer pensé que todo aquello de la muchacha era un sueño pero me equivoqué porque allí estaba tan bella como antes………

Me baje de la cama y me senté junto a ella; toqué sus bellos rizos de color rubios que se dejaban caer sobre su espalda. Ella ,sobresaltada, giró la cabeza hacia ami y exclamo apuesto caballero ya veo que despertó de su sueño profundo , yo eclipsado por hermosura de voz no puede responder ya que mi boca no se movía ella alzó su melena hacia el otro lado y prosiguió con lo suyo ….. yo ya aburrido de no poder reaccionar ante su belleza decidí abandonar la cabaña acogedora donde yacía la rosa blanca de mi corazón. Me vestí con ropa de invierno agarre el pomo de la puerta y al tirar alguien me cogió de la mano y cerró la puerta; era ella encantadora como la primera vez que observe sus ojos azules…. me llevó hasta ella y me preguntó adonde iba y yo le dije: me voy no soporto mas no podes decirte nada porque tu belleza me deja sin aliento… ella me dijo: “no sé tu nombre no se quien eres, no se de donde vienes y no se nada de ti” pero yo con mi esfuerzo logré salvarte cuando la nieve te abatió y así me lo agradece noble caballero. Yo avergonzado por las palabras de aquella doncella ,intenté salvar mi orgullo intente remediar, la herida que provoqué querida dama en ningún momento quise herirle lo único que quise es no dañarla porque en estos momentos no puedo regalarle mi corazón porque este no es mi hogar y debo volver a donde pertenezco no puedo abandonar mi ciudad natal con mis mayores disculpas debo marcharme con gran tristeza. Proseguí ha abrir la puerta y volví a recordar el chirrido que hizo la puerta al despertar de mi coma tenia una tristeza que ni mi corazón aguantaba; sabia que cuando mi cuerpo tocara la helada nieve debería volver hacia el regazo de la muchacha pero ,al pensar eso fue lo único que me dio fuerzas para no volverme atrás, pero de pronto volvió la melodía de su voz preguntándome mi nombre y de donde era yo le contesté y ella me dijo que se llamaba almíbar y que pronto nos volveríamos a ver……..

6 comentarios:

  1. XD Maria k largo me lo e leio todo!!!!! y todavia hay mas cuando lo hagas me lo das k lo kiero leer ^-^

    ResponderEliminar
  2. dios que chula una cosa quien es I LOVE NY me ha encantado tu hitoria

    ResponderEliminar
  3. XD oS Quiero a todos con alma y corazon un besazo de alguien k os ama

    ResponderEliminar
  4. grasias wuapa jejeje a ver si el otro lo aces mas corto xd como lea esto el profe de nuestros comentarios se no cae la baba jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Muy bien, María...Se te ha escapado alguna que otra "h", pero eso tiene rápida solución...Está muy bien, sigue así, y recuerda publicar los microrrelatos...

    ResponderEliminar